“Para jugar sí, pero para seguridad no» El peligro de los flotadores y manguitos

Muchos padres confiamos en estos elementos para que nuestros hijos/as estén seguros en el agua y aprendan a nadar. Pero la gran mayoría, no somos conscientes del peligro que estos materiales pueden llegar a tener.

FLOTADORES

  • Los flotadores pueden darse la vuelta con facilidad y provocar que los niños/as se queden boca abajo sin poder volver a incorporarse.
  • Al ser plástico, siempre tenemos el riesgo de que se puedan pinchar por lo que el niño dejará de flotar.
  • No permite la movilidad total de brazos.

MANGUITOS

  • Si los niños/as elevan sus brazos, los manguitos pueden salirse con facilidad al escurrirse tras estar mojados.
  • Al igual que los flotadores, al ser de plástico se pueden pinchar con facilidad.
  • No permite la movilidad total de brazos.

LOS NIÑOS/AS SIEMPRE TIENEN QUE ESTAR ACOMPAÑADOS DE UN ADULTO.